Artículo 124

Autor:Carlos Vázquez Iruzubieta
Cargo del Autor:Abogado
 
EXTRACTO GRATUITO

Reconocido un hijo mayor de edad, es a él a quien corresponde prestar consentimiento expreso o tácito del acto de reconocimiento que le afecta (art. 123 CC). Pero tratándose de un menor de edad o incapaz, el consentimiento debe ser suplido por quien ejerza su representación legal, y si no la tuviera será menester una aprobación judicial con intervención del Ministerio Fiscal y de quien sea el progenitor conocido. Esta última situación está prevista para los casos en que el progenitor legalmente admitido como tal niegue su consentimiento expreso como representante legal, para que sea reconocido por el otro, ya que si faltan los dos progenitores solamente intervendrá el Ministerio Fiscal en el trámite judicial.

El privilegio excepcional dado al testamento por el art. 124.2º CC, únicamente se justifica cuando, por haber fallecido el testador, no puedan aprovecharle al menor o incapaz los beneficios derivados del reconocimiento, mientras que en vida de éste el tratamiento del reconocimiento testamentario ha de ser el mismo que el efectuado en escritura pública (DGRN, 22 jul 1985).

Cuando el reconocimiento se opera por testamento o dentro del plazo establecido para practicar la inscripción del nacimiento conforme las disposiciones reglamentarias del Registro Civil, no es necesario exigir el consentimiento del representante legal (progenitor o tutor), ni la aprobación judicial. La inscripción debe ser practicada, y si se tratare de la paternidad, pueden neutralizarse sus efectos a simple petición de la madre, siempre que pida la suspensión de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA