Artículo 120

Autor:Carlos Vázquez Iruzubieta
Cargo del Autor:Abogado
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Determinación de la filiación

Determinar la filiación es tanto como adquirirla. Por ello, los cuatro apartados de este artículo tratan de los distintos modos para adquirir (determinar) la filiación no matrimonial, dado que en el art. 115 CC se hace mención a la adquisición o determinación de la filiación matrimonial.

Los nacimientos producidos fuera del matrimonio carecen de la presunción de la paternidad (art. 116 CC), de modo que su determinación puede pasar por difíciles medios probatorios cuando falte la voluntad clara de los progenitores de reconocer la vinculación filial. El reconocimiento es el medio más sencillo e idóneo para obtener la filiación no matrimonial, y sobre todo respecto del padre, ya que respecto de la madre es posible una demostración más fácil por el hecho del parto y de la identidad del hijo nacido de ese parto.

El reconocimiento de filiación no matrimonial es un acto jurídico unilateral por el que una persona adulta admite ser, aunque biológicamente no lo sea, el padre o madre de otra, adulta o menor. Legalmente significa que quien no es progenitor biológico acepta ser tenido como madre o padre reconocido, con todas las consecuencias por lo que, dada la trascendencia del acto, no es posible la retractación o revocación del reconocimiento (TS, 1ª, Ss. 25 jun 1909, 27 oct 1993; AP Las Palmas, Secc. 2ª, S. 23 abr 1996).

Reconocimiento voluntario y forzoso

El reconocimiento es voluntario cuando se basa en la libre disposición del padre o de la madre decididos a reconocer a su hijo; y es forzoso cuando lo obtiene el propio hijo en un proceso demandando a sus padres, que se niegan a reconocerle la filiación.

Jurisprudencia

El expediente gubernativo para inscribir la filiación no matrimonial, regulado en el art. 49 LRC, requiere, como presupuesto procesal imprescindible, que no haya oposición del MF ni de parte interesada (DGRN, 2 nov 1983).

Es título suficiente para hacer constar la filiación paterna no matrimonial una sentencia penal firme por la que se condena al autor de un delito de estupro, cometido en 1980 «a reconocer a la niña nacida de dicho acto», cuando además consta que la madre consiente que la filiación paterna quede así determinada (DGRN, 4 may 1984).

La vinculación jurídica del vínculo paterno, descartadas para la filiación extramatrimonial las presunciones legales de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA