Artículo 112

Autor:Carlos Vázquez Iruzubieta
Cargo del Autor:Abogado
 
EXTRACTO GRATUITO

Como todo acto jurídico, sea de parte o por decisión jurisdiccional, la filiación produce efectos desde que se perfecciona; no obstante, lo que la ley quiere significar es que la filiación produce efectos desde que tiene lugar el hecho generador de ella, aunque el acto jurídico de la inscripción sea el acontecimiento que la pone en evidencia erga omnes. En cuanto a la retroactividad, en orden a los efectos jurídicos, funciona excepcionalmente si existe compatibilidad entre esos efectos y la situación jurídica existente con anterioridad. La ley puede de modo expreso, negar la posibilidad de retrotraer efectos jurídicos; no era preciso, en estricta técnica legislativa, que la propia ley se autorizara a hacer algo que sólo ella puede. En homenaje a la seguridad jurídica se preserva la eficacia de los actos otorgados por los representantes de los menores e incapaces cuando ostentaban una filiación distinta o ninguna, siempre que se hayan perfeccionado antes de la determinación definitiva.

Determinar una filiación significa conocer quiénes son el padre y la madre de una persona; se trata, pues, de la identificación de los progenitores. De ambos, si están unidos en matrimonio; de ambos o de sólo uno de ellos si existe unión de hecho, o ni siquiera eso.

Es preciso determinar la filiación como presupuesto necesario para el posterior ejercicio de derechos derivados del parentesco consanguíneo, y en este sentido es aplicable la retroactividad que proclama el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA