Artículo 1108

Autor:Carlos Vázquez Iruzubieta
Cargo del Autor:Abogado
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Significado jurídico del dinero

Se llama obligación pecuniaria a la que tiene por prestación la entrega de una suma de dinero. El dinero puede ser considerado como una medida de valor (lo que vale una casa), o un instrumento de cambio (moneda metálica, papel moneda o dinero bancario), o un medio de pago (deuda de un número determinado de unidades monetarias).

El dinero normalmente usado en el tráfico comercial y en el intercambio de bienes y servicios es el de curso legal y curso forzoso del país.

La obligación pecuniaria es genérica, y su género es el dinero. Cuando la prestación consiste en una cantidad de dinero a pagar en fecha, se dice que se trata de una deuda de suma (DÍEZ-PICAZO y GULLÓN), u obligación de cantidad de dinero (ALBALADEJO).

Estas obligaciones pecuniarias pueden ser:

1) De pagar una cantidad de dinero fijada en la obligación.

2) De pagar una cantidad determinada de dinero, pero en determinada clase de moneda (pagar en monedas de plata), aunque al no ser moneda de curso legal en España, el caso parece más bien de una obligación de dar cosa cierta.

3) De pagar en dinero un determinado valor, que es el ejemplo justamente contrario al anterior, como sería el pagar en dinero lo que valga dentro de un año 1.000 kilos de azúcar; éste es un caso de prestación indeterminada al momento de su perfeccionamiento, pero que se determina al momento de su cumplimiento convirtiéndose en obligación de pagar una suma de dinero.

La obligación de resarcir daños y perjuicios en las obligaciones pecuniarias se traduce en la de pagar intereses desde la constitución en mora del deudor. Los intereses debidos serán los pactados (siempre que no sean usurarios), y a falta de pacto será el interés de tipo legal.

El Código fijaba en el ya derogado párr. 2º se este artículo el tipo legal en el 6 %. La Ley de 2 ago 1899 lo redujo al 5 %. La Ley de 7 oct 1939 lo redujo al 4 %. Esta situación anómala en relación a los tipos bancarios, se mantuvo hasta el año 1984 en el que, aunque de modo variable, se fijó un interés legal en el 8 %.

En efecto, el art. 1 de la L 24/1984, de 29 jun (BOE nº 158 y 159 de 3 y 4 jul 1984), dice: El interés legal se determinará aplicando el tipo básico del Banco de España vigente al día en que comience el devengo de aquél, salvo que la Ley de Presupuestos Generales del Estado establezca uno diferente. Como se puede observar, el tipo legal ya no es inflexible porque depende de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA