Artículo 1105

Autor:Carlos Vázquez Iruzubieta
Cargo del Autor:Abogado
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Caso fortuito y fuerza mayor

Se regulan aquí conceptualmente el caso fortuito (suceso que no puede preverse) y la fuerza mayor (suceso que, aunque previsible, no puede evitarse).

En general, el deudor no responde frente a estos eventos, salvo que las partes hubieran acordado lo contrario o que la ley hiciera responsable al deudor de modo expreso. No cabe la atribución legal de modo tácito. Así, por ejemplo, el art. 1096.2º CC. Sobre caso fortuito y fuerza mayor, ver comentario del art. 1096 CC.

Con todo, hay que tener presente que la ley da estos conceptos de modo genérico, pero que al ser aplicados deben tenerse presente las particulares circunstancias de tiempo, lugar y personales del deudor.

Jurisprudencia

El caso fortuito y la fuerza mayor, diferentes en su concepto de Derecho constituyente, pero uniformes en las legislaciones positivas, existen desde el momento en que por efecto necesario de un acontecimiento no dependiente del hecho del deudor, no previsible o, al menos, inevitable, dicho deudor se ha encontrado en la imposibilidad de cumplir la obligación (TS 1ª, S. 12 mar 1895).

Es preciso que el hecho, origen de la fuera mayor, se halle tan íntimamente ligado con la obligación, que sea causa obstativa para su cumplimiento (TS 1ª, S. 4 jun 1902).

Se infringe el art. 1105 CC al condenar a la devolución de unas mercancías o al abono de su importe, si se sustrajeron en plena sedición y el depositario avisó a las autoridades previamente lo que podría ocurrir (TS 1ª, S. 8 jul 1903).

No es caso de fuerza mayor no haberse podido terminar dentro de cierto plazo la construcción que se arrendó antes de concluirse la edificación, aunque no fuere imputable al constructor, pues en la humana previsión pudo caber tal contingencia (TS 1ª, S. 22 nov 1904).

El hecho determinante del caso fortuito o de la fuerza mayor ha de ser de todo punto independiente de quien lo alegue (TS 1ª, S. 19 dic 1930).

La fuerza mayor dimanante de la guerra civil, en función extintiva de obligaciones, actúa solamente sobre aquellas que de modo concreto resulten afectadas por la contienda, quedando al margen de su esfera de acción las que al tiempo de iniciarse la guerra hubieran vencido, y aun las de posterior vencimiento si la imposibilidad de cumplirlas no se debiera al conflicto bélico como suceso imprevisto e inevitable (TS 1ª, S. 27 abr 1943).

Al amparo del art. 1105 CC no puede frustrarse (cuando se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA