Artículo 1094

Autor:Carlos Vázquez Iruzubieta
Cargo del Autor:Abogado
 
EXTRACTO GRATUITO

La obligación de dar, cuando no se cumple en el acto de conclusión del contrato, queda aplazada para el momento de su vencimiento en los términos convenidos y, en tal caso, se añade a ella otra obligación: la de conservar la cosa. La determinación de este deber consiste en un comportamiento diligente que es propio de un buen padre de familia, expresión arcaica y totalmente imprecisa a los fines propuestos, y que se puede traducir como conservación de la cosa con buena fe y con la diligencia debida a su naturaleza. Sin embargo, a veces el legislador se expresa correctamente, como en el párr. 1º del art. 1104 CC, al decir que "la culpa o negligencia del deudor consiste en la omisión de aquella diligencia que exija la naturaleza de la obligación, y corresponda a las circunstancias de las personas, del tiempo y del lugar", aunque en el párr. 2º del mismo artículo insista machaconamente con lo del buen padre de familia.

Esta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA