Artículo 109

Autor:Carlos Vázquez Iruzubieta
Cargo del Autor:Abogado
 
EXTRACTO GRATUITO

El artículo está redactado para regular la situación tanto de los hijos matrimoniales cuanto no matrimoniales. La posibilidad de cambiar el orden de los apellidos involucra a ambas clases de filiación y se trata de una novedad legislativa que conduce a un debilitamiento del signo externo de la filiación con el que tradicionalmente se identifican las personas.

Este derecho puede ser ejercitado no solamente para borrar en la descendencia un apellido moralmente ultrajante o históricamente repudiable, sino también y contrariamente, para evitar que se pierda un apellido ilustre, lo que constituye una ostensible vanidad. La solución de autorizar el uso de apellidos compuestos ha resultado, al parecer, insuficiente, y en homenaje a la igualdad de sexos se posibilita la alteración del orden de los apellidos desde el momento mismo de la primera inscripción de nacimiento, siempre que los progenitores estuvieren de acuerdo en ello lo que deberá quedar acreditado fehacientemente mediante la comparecencia conjunta o cualquier otro medio probatorio de incuestionable fehaciencia.

Si los progenitores han optado por invertir el orden...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA