Artículo 108

Autor:Carlos Vázquez Iruzubieta
Cargo del Autor:Abogado
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Parentesco

La filiación es el elemento determinante del parentesco. Son parientes las personas que descienden unas de otras o de un tronco común, lo que respectivamente constituye el parentesco en línea recta y en línea colateral. Por la misma razón que la filiación puede ser matrimonial y no matrimonial, el parentesco recibe estas denominaciones, según los nacimientos se hayan producido dentro o fuera del matrimonio.

Prueba de la filiación

La prueba de la filiación es casi imposible, y mucho más en relación al padre. Tratándose de la madre, basta con acreditar la existencia del parto y la identidad del recién nacido de ese parto. Por estas dificultades, a las que se añade la del momento de la concepción, se han debido de establecer tradicionalmente una serie de presunciones a fin de otorgar seguridad al estado civil de las personas y su parentesco.

Discriminación de hijos

Ha desaparecido del Derecho español como de la casi totalidad de las legislaciones más avanzadas, la discriminación de los hijos que en el pasado se hacía denominándolos, según los casos, como sacrílegos, adúlteros, incestuosos, ilegítimos, para quedar ahora todos ellos agrupados bajo la designación de no matrimoniales.

Origen de la filiación

La filiación puede estar originada por la naturaleza o por la ley. En el primer caso, está causada por la unión sexual de dos personas; a su vez, ese hombre y esa mujer pueden estar entre sí unidos en matrimonio, en cuyo caso la filiación se llama matrimonial; caso contrario se llama no matrimonial, existiendo una tercera categoría que deriva de la ley y se denomina adoptiva. Todas estas filiaciones producen efectos jurídicos similares, con los alcances que el Código determina.

La existencia de relaciones jurídicas, o del derecho subjetivo mismo, puede ser acreditada generalmente, de modo directo: una compraventa mediante el contrato; un accidente laboral mediante el parte médico; un daño mediante la evaluación pericial, Sin embargo, el hecho de la filiación es absolutamente incierto porque se genera por el acto de la concepción, cuya concreción fáctica resulta aún para la ciencia actual, de determinación imposible.

Quedan fuera del marco de la irretroactividad que establece el art. 9.3º CE, los artículos del Código Civil que han sido...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA