Argentina: Sistemas mundiales de interceptación de las comunicaciones.

Autor:María Soledad Lago.
Cargo:Programa de actualización en derecho informático. Curso de posgrado “Régimen jurídico de los bancos de datos”. Universidad de Buenos Aires. Facultad de Derecho. 2001.
 
EXTRACTO GRATUITO

I) INTRODUCCIÓN

Cuando uno descubre Internet, la primera impresión es la de un nuevo mundo donde no existen límites geográficos y se goza de una libertad inusual. Uno siente que puede acceder a toda clase de información, navegar libremente por la red mientras goza de un anonimato total.

Sin embargo esto no puede estar mas lejos de la realidad. Lo cierto es que Internet es un mercado con un potencial económico que difícilmente vaya a dejar pasar a cientos de millones de usuarios sin “saber” qué están haciendo.

Nos encontramos en una época que muchos llaman, acertadamente, la “Era de la Información” o “Era Digital”. La informática nos rodea, está en casi todos los aspectos de nuestras vidas. Informática es “poder” o mejor dicho la información es “poder”. Este poder puede estar concentrado o difuminado en una sociedad, confiado a la iniciativa privada o reservado al monopolio estatal. Esta última posibilidad, es decir, que el Estado tenga el acceso a los datos de los ciudadanos es una nueva fuente de control y manipulación social.

La perversa utilización de la información sensible de los ciudadanos colisiona con las garantías constitucionales propias de un Estado de Derecho. Si alguien todavía no se dio cuenta de esto o piensa que estoy exagerando, le propongo que se ponga a pensar en todos los datos que ha ingresado alguna vez a Internet, ¿ninguno?, ¿Seguro?, ¿Sacó una cuenta de correo electrónico?, ¿Llenó algunos formularios para concursos?, ¿Se suscribió a listas de correo o a foros de algún tipo?. Todos esos datos están dando vueltas por Internet sin que usted lo sepa. Pero ese no es realmente el problema, sino que la posibilidad de concentrar enormes volúmenes de información (en este caso de carácter personal), más la posibilidad de recuperar rápida y eficazmente esa información que otorga la informática, y además la posibilidad que da la telemática de interconectar y entrecruzar información permite la elaboración de perfiles de la personalidad que no surgen en definitiva del contenido de la información por separado. Esto plantea un riesgo importantísimo para el derecho a la privacidad.

Imagínense un sistema que le permitiera a alguien tener acceso a todos los datos que existen sobre nosotros, que tenga la posibilidad de escuchar y grabar todas las conversaciones por teléfono, fax o correo electrónico, que rastree lo que hacemos por Internet, que, en definitiva, sepa todo lo que hacemos. Es inimaginable el poder que tendría esa “persona” sobre nosotros, ahora piensen que el dueño de este “sistema” es un gobierno. Si dijimos que el Estado tenga acceso a los datos de los ciudadanos es una nueva fuente de control y manipulación social en esta hipótesis que estamos imaginando el control que tendría sería inimaginable.

Después de estas primeras reflexiones inexcusablemente se nos vienen a la memoria todos los relatos de ciencia ficción que leímos o vimos en cine alguna vez, por ejemplo la película “Enemigo Público”o la novela “1984” de George Orwell, y aterroriza que algo así pueda llegar a pasar.

Tengo una mala noticia.

No solo existe un sistema como el que imaginamos, sino que existen, por lo menos tres de ellos; Echelon, Carnivore y Enfopol.

La realidad ha superado la ficción...

II) SISTEMAS MUNDIALES DE INTERCEPTACIÓN DE COMUNICACIONES

1_ ECHELON

Echelon es el nombre que se le dio a un sistema de interceptación de comunicaciones a escala mundial en el que participan los departamentos de inteligencia de cinco países: Estados Unidos, el Reino Unido, el Canadá, Australia y Nueva Zelanda en el marco de un acuerdo llamado “UKUSA”, que data de 1947. Está dirigida por la NSA norteamericana (National Security Agency) y la agencia británica Comunicaciones Gubernamentales (GCHQ). Echelon fue ampliada enormemente entre 1975 y 1995, incluso su capacidad y sus prioridades se han visto aumentadas de forma considerable desde su creación. Lo que sigue siendo un misterio, en cierta forma, son las capacidades y los objetivos reales de Echelon, que permanecen ocultos. Se cree que actualmente éste programa se dedica a interceptar comunicaciones domésticas.

Se le atribuye la capacidad de ejercer una vigilancia simultánea de la totalidad de las comunicaciones. Según se afirma, todo mensaje enviado por teléfono, fax, Internet o correo electrónico puede captarse mediante estaciones de interceptación de comunicaciones por satélite y satélites espía, lo que permite conocer su contenido.

Para lograr su objetivo, esta red ultra secreta, dispone de 120 satélites, importantes recursos financieros y la tecnología más sofisticada. Ni los cables submarinos ni el correo electrónico escapan a su control. Cada hora más de dos millones de mensajes pasan bajo el tamiz de Echelon.

En los últimos años el sistema se ha extendido a Internet, captando así los datos y mensajes que circulan por el ciberespacio. La NSA emplea programas informáticos robotizados para recoger información y ficheros en función de parámetros preseleccionados a lo largo de las páginas, servidores, portales y bases de datos de Internet.

Echelon cuenta con unos supercomputadores especiales, denominados “Diccionarios”, que son capaces de almacenar un amplio banco de datos sobre objetivos específicos partiendo de un nombre, una dirección, un número telefónico u otros criterios seleccionados. Echelon utiliza modernísimos sistemas de detección de voz capaces de “entender” palabras claves. Al “escuchar” una de estas palabras (como por ejemplo “bomba”, “atentado”, “presidente”, etc.), graban automáticamente las comunicaciones detallando incluso la posición de emisor y receptor. Cuando un satélite detecta una comunicación que puede ser interesante, el mensaje se selecciona y se envía a determinada carpeta en los centros especializados de la NSA y del GCHQ. Allí, un agente lo lee y le da el curso que corresponda, siempre con copia a la NSA. Los servicios británicos reciben las comunicaciones en Westminster, en el corazón de Londres, donde disponen de uno de estos superordenadores Diccionario. Esta tecnología está patentada por la NSA, patente N° 5.937.422.

Según algunas informaciones, es capaz de interceptar y de procesar diversos tipos de transmisiones, realizadas en cualquier parte del planeta. Los datos más reveladores indican que se sospecha que éste programa sea capaz de interceptar más de 3 billones de transmisiones cada día, incluyendo llamadas a celulares, mensajes de correo electrónico, descargas (downloads) generadas desde Internet, transmisiones vía satélite y algunas otras más. Algunas fuentes señalan que Echelon es capaz de filtrar hasta un 90 por ciento del total del tráfico de Internet.

En junio de 2000 el Parlamento Europeo designó una comisión temporal para que investigue la existencia de un sistema mundial de interceptación de las comunicaciones privadas y económicas (conocido como “Echelon”) y la compatibilidad de este sistema con el Derecho de la Unión Europea. Tras un año de trabajo, el informe de esta comisión (de 195 páginas) ha sido aprobado por 367 votos a favor, 159 en contra y 34 abstenciones (5/09/01). Con respecto a la existencia de Echelon el informe en sus consideraciones finales llega a la siguiente conclusión “No hay ninguna razón para seguir dudando de la existencia de un sistema de interceptación de las comunicaciones a nivel mundial en el que participan los EE.UU., el Reino Unido, el Canadá, Australia y Nueva Zelanda en el marco del acuerdo UKUSA. Teniendo en cuenta indicios disponibles y numerosas declaraciones coincidentes procedentes de circuitos muy diferentes, incluidas fuentes estadounidenses, se puede admitir que el nombre del sistema, o de partes del sistema, fue, por lo menos durante un tiempo, “ECHELON”. Lo importante es que sirve para interceptar comunicaciones privadas y de carácter económico, pero no militares.” (1)

A su vez, la comisión afirma que, probablemente, las posibilidades técnicas de este sistema no son tan amplias como han supuesto algunos medios de comunicación. “El sistema de interceptación se basa, sobre todo, en la interceptación a escala mundial de las comunicaciones por satélites. No obstante, en las regiones con una densidad elevada de comunicaciones, el porcentaje de las comunicaciones realizadas por satélite es muy limitado, lo que implica que la mayor parte no puede interceptarse desde estaciones terrestres, sino mediante la interceptación de cables o por radio. No obstante, las investigaciones han demostrado que los Estados UKUSA sólo tienen acceso a un porcentaje muy escaso de las comunicaciones por cable y radio y que sólo pueden examinar una parte aún más limitada de las comunicaciones debido a la escasez de personal. Por muy numerosos que puedan ser los medios y capacidades disponibles para la interceptación de comunicaciones, el elevado número de éstas hace que, en la práctica, sea imposible realizar un control exhaustivo y en profundidad de todas las comunicaciones.” (2)

Desde mi punto de vista considero necesario tomar con cuidado estas últimas afirmaciones, ya que la gravedad de un sistema de espionaje mundial no reside en su capacidad de realizar un “control exhaustivo y en profundidad de todas las comunicaciones”, sino que basta con que controle las comunicaciones que sean de interés para los países que lo manejan. De no ser así la Unión Europea no hubiera creado un sistema similar. Sí, Europa también cuenta con su propio sistema mundial de interceptación de las comunicaciones.

2_ ENFOPOL

Enfopol es el nombre dado a un conjunto de documentos del Grupo de Trabajo sobre Cooperación Policial del Consejo de la Unión Europea que tratan genéricamente sobre diversos asuntos de cooperación en la esfera policial. Sin embargo éste nombre es utilizado para denominar los documentos de la UE que tratan sobre la interceptación de comunicaciones, como por ejemplo la “Resolución sobre Interceptación Legal de las Telecomunicaciones” de 1995 y su actualización de 1999 (3)(Enfopol 98 y 19 respectivamente) y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA