El arbitraje

Autor:Juan Ramón Montero Estevez
Cargo del Autor:Presidente de la Sociedad Española de Arbitraje (SEA). Secretario General del TEAD del Comité Olímpico Español
Páginas:170-171
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 170

Regulado en la Ley 60/2003, de 23 de diciembre, de Arbitraje. Podemos recurrir a la definición que da el COE sobre el arbitraje en su Estatuto del Arbitraje Deportivo:

El arbitraje es el sistema mediante el cual personas naturales o jurídicas pueden someter, previo convenio, a la decisión de uno o varios árbitros, cuestiones litigiosas surgidas, o que puedan surgir, en materias de libre disposición conforme a Derecho.

Dado que tanto personas físicas y jurídicas pueden recurrir a este método para resolver cualquier cuestión de libre disposición podemos entender que una de las principales características del arbitraje es su fiexibilidad.

Otra de sus características, es que la persona encargada de solucionar el conflicto es un tercero, especializado en la solución de conflictos, independiente, dotando al procedimiento de mayores garantías para la partes. Su conocimiento y experiencia son esenciales a la hora de fundamentar su decisión.

En cuanto a la resolución del conflicto cabe destacar que una de sus principales características es la rapidez. Los laudos dictados por los árbitros tienen un plazo máximo de 6 meses para ser dictados. Para las partes esta es uno de los motivos fundamentales para acu-

Page 171

dir a este sistema, ya que evita verse envuelto en un procedimiento prolongado que acaba por desgastar a las partes y que puede ser eficaz en la decisión pero tardío en la solución.

Los árbitros, salvo excepciones como en algunos arbitrajes de equidad, son juristas con conocimiento de la materia sobre la que versa el conflicto. Esto es una ventaja para las partes, ya que su conocimiento y la naturaleza del procedimiento, que es menos formal que el ordinario, hacen que el desarrollo del arbitraje ofrezca mayores posibilidades a las partes para realizar sus alegaciones, preguntas y conclusiones, obteniendo una mayor atención a sus pretensiones.

El laudo que emana de la decisión de los árbitros está fundamentado y motivado. Tiene la misma eficacia que una sentencia firme. No es...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA