Ámbito de aplicación del principio de la buena fe procesal

Autor:Joan Picó I Junoy
Cargo del Autor:Catedrático de Derecho Procesal. Universidad Rovira i Virgili
Páginas:133-134
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 133

El principio de la buena fe procesal extiende su aplicación a los litigios de cualquier orden jurisdiccional, máxime cuando el propio art. 11.1 LOPJ establece su vigencia para «todo tipo de procedimiento»290. Y, respecto a cada uno de los órdenes jurisdiccionales, el carácter genérico

Page 134

de este principio comporta dos relevantes consecuencias respecto a su ámbito de aplicación:

a) En primer lugar, su vigencia en todo tipo de procedimiento -ordinario o especial- y en cualquier etapa del mismo -declarativa, ejecutiva o cautelar-291; y

b) En segundo lugar, que su aplicación afecta a todo «interviniente» en el proceso, esto es, tanto a las partes como a los abogados, procuradores, testigos, peritos, etc292.

Este ámbito de aplicación tan genérico, me obliga a estudiar las peculiaridades que presenta en los distintos órdenes jurisdiccionales, objetivo éste que se intentará acometer en los capítulos siguientes, sistematizando las principales «reglas de la buena fe» que deben respetarse en dichos procesos.

[290] En este sentido, es unánime la jurisprudencia del Tribunal Supremo (vid. Las sentencias citadas en la nota 7).

[291] Así, respecto al proceso civil, además del citado art. 11.1 LOPJ, el art. 247 LEC, que recoge también el principio de la buena fe procesal, es la última norma del Libro Primero de la LEC, que lleva por título «De las disposiciones generales relativas a los juicios civiles».

[292] Ello encuentra su refrendo normativo en el primer apartado del art. 247 LEC -de aplicación subsidiaria para el resto de procesos debido al art. 4 LEC-, según el cual: «Respeto a las reglas de la buena fe procesal. 1. Los inter-vinientes en todo tipo de procesos deberán ajustarse en sus actuaciones a las reglas de la buena fe».

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA