Un análisis de la Ley 20/2015, de 14 de julio, de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras

Autor:Luis Alfonso Fernández Manzano - Joaquín Ruiz Echauri
Cargo:Socio de Hogan Lovells y Profesor de Derecho de Daños y de Derecho del Seguro en la Universidad Pontificia Comillas, ICADE - Socio de Hogan Lovells y Profesor de Derecho Privado en la Universidad Pontificia Comillas, ICADE
Páginas:13-175
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
TÍTULO PRELIMINAR Disposiciones generales
CAPÍTULO I Objeto y ámbito de aplicación

El artículo 1 de la LOSSEAR refiere como objeto y finalidad de la misma la "regulación y supervisión de la actividad aseguradora y reaseguradora privada comprendiendo las condiciones de acceso y ejercicio y el régimen de solvencia, saneamiento y liquidación de las entidades aseguradoras y reaseguradoras, con la finalidad principal de proteger los derechos de los tomadores, asegurados y beneficiarios, así como de promover la transparencia y el desarrollo adecuado de la actividad aseguradora". Su equivalencia en el TRLOSSP, el artículo 1.1, tenía no sólo una redacción distinta, sino un alcance en el que se enfatizaban muchísimo menos unas reglas del juego destinadas a la protección de los consumidores, ahora pregonada en la Directiva de Solvencia 2, Considerando 16, como "principal objetivo" del sistema. Así, aparecen en este artículo 1 no sólo referencias al reaseguro, sino un resumen de los cinco ejes de la regulación de la actividad (acceso, ejercicio, solvencia, saneamiento, liquidación), ampliándose la protección que en 2004 se pregonaba de "los derechos de los asegurados" a los tomadores y beneficiarios, incluyéndose una referencia a la transparencia y al desarrollo "adecuado" de la actividad aseguradora frente a la más añeja invocación del "fomento" de la misma en el texto legal antecedente -o al mero "desarrollo", en el Anteproyecto de Ley de 2010-.

Su artículo 2 enmarca su ámbito subjetivo de aplicación, perfeccionando y corrigiendo cuestiones que eran dudosas en el TRLOSSP. Así, en el artículo 2 de aquel texto se hablaba de "entidades", precisándose cuáles eran estas en función de si realizaban o no operaciones incluidas en la ley, y produciendo siempre dudas del alcance práctico del TRLOSSP y las normas derivadas del mismo en entidades operando en derecho de establecimiento (DE) o libre prestación de servicios (LPS), así como en empresas que no siendo propiamente aseguradoras o reaseguradoras, operaban en el entorno de las mismas, mientras que en 2015 se alude específicamente a "entidades aseguradoras y reaseguradoras con domicilio social en España, así como las sucursales establecidas en España de entidades aseguradoras y reaseguradoras domiciliadas en terceros países", así como a "grupos" de las mismas. Por lo demás, la disposición replica con claridad en 2015 el texto de 2004, incluyendo la conocida mención a agrupaciones de interés económico -u otras formas jurídicas- que actúen en régimen de pool o coaseguro estable, o para la prestación de servicios intragrupo. Una última reflexión interesante es la relativa al ámbito territorial de las equivalencias que garantiza la LOSSEAR a entidades que operen en DE o LPS, que se mantiene, como bajo el TRLOSSP a las procedentes del Espacio Económico Europeo (EEE, es decir, UE más Islandia, Liechtenstein y Noruega), como recuerda el título de la Directiva de Solvencia 2 por otra parte; en cuanto a terceros países, hay que seguir atentos a las decisiones sobre equivalencia que irá adoptando la Comisión Europea, de las se

Page 15

han conocido las primeras el 5 de junio de 2015, referentes a Estados Unidos, Suiza, Australia, Bermuda, Brasil, Canadá y México, aunque en el buen enten-dido de que afectan primordialmente al acceso a la actividad reaseguradora y cálculos de solvencia en caso de filiales o matrices fuera del EEE.

El artículo 3 de la LOSSEAR aborda su ámbito objetivo de aplicación, con la novedad principal de hacer desaparecer las referencias del antiguo artículo 3.1.b) y c) del TRLOSSP, que aludían a las "operaciones de capitalización basadas en técnica actuarial que consistan en obtener compromisos determinados en cuanto a su duración y a su importe a cambio de desembolsos únicos o periódicos previamente fijados" y a las operaciones preparatorias de estas que sean llevadas a cabo por las aseguradoras "en su función canalizadora del ahorro y la inversión". Se trata de una supresión de referencias que daban lugar a cierta confusión en el lector no especializado, dotando de un excesivo protagonismo legislativo a las operaciones de capitalización, tontinas y chatelusianas, que no se prohíben u omiten en el texto de 2015, sin embargo, ya que pueden encontrarse en el crítico Anexo sobre ramos de seguro de la LOSSEAR. Por otra parte, la correspondencia con el antiguo artículo 3 del TRLOSSP es completa al comparar el apartado 2 de ambos artículos, con la corrección -coherente con la anteriormente expuesta en la redacción del artículo 2- de no limitar a "entidades aseguradoras españolas" el sometimiento a la ley, pues puja con fuerza el concepto de grupo asegurador, como uno de los elementos novedosos de Solvencia II, entre otros matices.

El artículo 4, sobre actividades excluidas, ofrece mayores novedades y perfeccionamientos técnicos, ampliando notablemente el perímetro que se seguía en el borrador de Anteproyecto de Ley de 2010. Así, aunque el calificativo "seguros privados" desaparezca del título de la norma por primera vez en nuestra historia legislativa desde su inclusión en 1954, el apartado 1 de esta disposición marca la frontera con los seguros públicos que ya pregonaba el artículo 1.2 del TRLOSSP. Por otra parte, se relacionan en el punto 2 hasta seis interesantes exclusiones de actividades diversas:

a. Las de seguro de crédito a la exportación con componente público, que se podía detectar en el artículo 49.2.c).5ª del TRLOSSP.

b. Las de reaseguro con componente público ("garantizadas por el gobierno de un Estado miembro, cuando por motivos de interés público actúe en calidad de reasegurador de último recurso").

c. La ya conocida de operaciones de gestión de fondos de pensiones, que como recuerda el Anexo de la LOSSEAR, quedarán reguladas por la normativa de planes y fondos de pensiones.

d. Las "efectuadas por organizaciones sin personalidad jurídica que tengan por objeto la garantía mutua de sus miembros, sin dar lugar al pago de primas ni a la constitución de provisiones técnicas", que figuraba un tanto perdida en el artículo 49.2.c).2ª del TRLOSSP.

Page 16

e. Las que acometan "los organismos de previsión y de asistencia que concedan prestaciones variables según los recursos disponibles y que exijan...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA