ALVARADO PLANAS, J. y GÓMEZ SÁNCHEZ, Y. (Coords.): Enseñar la idea de Europa

Autor:José Antonio Pérez Juan
Páginas:729-731
 
EXTRACTO GRATUITO

ALVARADO PLANAS, J. y G”MEZ S¡NCHEZ, Y. (Coords.): EnseÒar la idea de Europa, Editorial universitaria RamÛn Areces, Madrid, 2004, 532 pp.

Page 729

En los últimos años estamos asistiendo a la puesta en funcionamiento de distintas iniciativas que pretenden acelerar el proceso de integración europea. La entrada en vigor de la moneda única, la reforma de la enseñanza universitaria siguiendo los postulados consensuados en Bolonia y, más recientemente, la aprobación de un texto constitucional en Roma, no son más que algunos ejemplos de los numerosos proyectos que tratan de limar las diferencias existentes entre los Estados miembros de la Unión desde un punto de vista económico, político, social y cultural. Para llevar a buen puerto estos designios es de gran utilidad el explicar y ´enseñar la idea de Europaª. Es decir, qué se ha entendido históricamente como tal, cuál ha sido su pasado, cómo es su presente y cuál será su futuro. El libro que aquí reseñamos afronta todas estas cuestiones. Se trata de una obra de conjunto dirigida y coordinada por los profesores Alvarado Planas y Gómez Sánchez. Esta formada por un total de dieciséis capítulos elaborados por excelentes profesionales que abordan la formación de Europa desde varias perspectivas. Pese a lo heteróclito de las investigaciones recopiladas en este trabajo todas siguen tres grandes campos temáticos, a saber: la formación de la idea de Europa y las relaciones internacionales a lo largo de la historia universal; la obra de los precursores e ideólogos más importantes que han influido en el proceso de integración europea; y, finalmente, el proceso de creación de la Unión Europea y su situación en la actualidad.

En el primer grupo se incluyen las aportaciones de Carlos José Riquelme sobre el nacimiento de Europa. En su opinión, los orígenes de la conciencia europea deben encontrarse en las antiguas civilizaciones, en particular, en la cultura griega y la distinción entre Occidente-Oriente. Para este autor, Carlomagno y su imperio constituyen el punto de arranque de una tendencia unificadora articulada sobre la base de dos postulados claves: la diversidad y la unidad. El imperio franco, afirma, era desde su aparición una entidad compartimentada, construida sobre diversos pueblos que, con su sometimiento a la autoridad carolingia, habían perdido su independencia política pero conservaban sus peculiaridades jurídicas. Pese a esta heterogeneidad, el emperador buscó la unión, apostando por su integración y la homogeneización...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA