El alcance de las operaciones de carry trade acometidas por las entidades bancarias europeas

Autor:Juan Calvo Vérgez
Cargo del Autor:Profesor Titular (acreditado para Catedrático) de Derecho Financiero y Tributario
Páginas:45-68
 
EXTRACTO GRATUITO
IV. EL ALCANCE DE LAS OPERACIONES
DE CARRY TRADE ACOMETIDAS POR LAS
ENTIDADES BANCARIAS EUROPEAS
Con fecha 26 de octubre de 2011 el BCE decidió retomar las subastas
de liquidez a un plazo de un año, procediendo a prestar todo el dinero que
le solicitasen los bancos europeos, con lo que podrían cubrir sus necesi-
dades hasta octubre de 2012. Y, con carácter adicional, se comprometió a
realizar otra subasta del mismo tipo el 21 de diciembre de 2011, a un plazo
de trece meses.
Tradicionalmente el BCE había inyectado dinero a plazos de entre una
semana y tres meses, pero de forma limitada. Sin embargo, con el estallido
de la crisis financiera a partir de finales de 2008, el BCE abrió la barra
libre de liquidez y prestaba a tipo fijo todo el dinero que le pedía la banca.
Además, aumentó los plazos de las subastas, a seis y doce meses. En 2009,
por ejemplo, celebró tres a 12 meses. Y, a lo largo de 2011, se vio obligado
a prestar dinero a seis meses y a doce meses, manteniendo la barra libre
hasta, al menos, junio de 2012.
A priori la realización de este conjunto de nuevas subastas habría de
beneficiar a toda la banca europea, que recibiría el dinero que solicitase
a cambio de un activo que pusieran como garantía, normalmente deuda
pública. Igualmente supondría un alivio para las entidades españolas, que
afrontan vencimientos de deuda por importe de 106.000 millones de euros
en 2012 y, desde finales de mayo de 2011 no habían podido realizar ninguna
emisión.
Sin embargo, a pesar de que la realización de estas subastas constituía un
balón de oxígeno para la banca, podría no ser suficiente. Y es que, a nuestro
juicio, el BCE debía poner en marcha medidas con las que se lograsen re-
Juan Calvo Vérgez
46
abrir los mercados de deuda para que las entidades volvieran a emitir. Por
otro lado, además de celebrar nuevas subastas a un plazo de doce meses
el BCE acordó retomar la compra de covered bonds o cédulas, invirtiendo
40.000 millones de euros tanto en el mercado primario como secundario
entre noviembre de 2011 y octubre de 2012.
En todo caso ha de tenerse presente que los bancos europeos pueden
acudir a las subastas si a cambio otorgan un activo que actúa como aval o
garantía. A este respecto el BCE aplica una penalización o haircut a estos
activos en función de su calidad. Por aquel entonces la deuda pública se
encontraba en el grupo de la mejor valorada y la penalización se reducía
en torno al 10,5% según el rating que otorgasen las Agencias de Califica-
ción. No ocurría así, en cambio, con las cédulas y con otros activos como
las titulizaciones o fondos que emiten deuda respaldada por un paquete
de préstamos. Sin embargo, la institución monetaria optó por rebajar la
penalización que aplica a las titulizaciones en las subastas desde el 16%
aplicable hasta principios de noviembre de 2011. A cambio, las entidades
debían proporcionar información más detallada de los préstamos que avalan
la deuda de esas titulizaciones.
Con fecha 26 de octubre de 2011 el BCE adjudicó un total de 56.934,45
millones de euros entre 181 bancos de la Zona Euro con vencimiento a doce
meses. Concretamente el BCE adjudicó un total de 56.934,45 millones de
euros entre 181 bancos de la Zona Euro con vencimiento a doce meses y un
interés fijo que habría de ser determinado al vencimiento del préstamo, en
la primera de las subastas a más largo plazo reintroducidas por la institución
para combatir las tensiones en los mercados y facilitar el acceso a finan-
ciación de la banca europea. Este importe de la citada subasta de liquidez
a doce meses contrastaba de manera llamativa con los 442.240 millones de
euros repartidos entre 1.121 entidades en junio de 2009, cuando el instituto
emisor europeo celebró la primera de este tipo de subastas. Por otro lado el
BCE adjudicó 44.564,35 millones de euros entre 91 bancos de la eurozona
en una operación de subasta de liquidez con vencimiento a tres meses.
Con fecha 30 de noviembre de 2011 los seis grandes bancos centrales,
esto es, el BCE, la FED, el Banco de Inglaterra (BoE), el BoJ, el SNB y el
de Canadá, anunciaron la puesta en funcionamiento de una nueva acción
coordinada, del mismo modo que hicieran con fecha 15 de septiembre de
2011, al objeto de inyectar liquidez al sistema financiero mundial. El ob-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA