La adopción como beneficio social

Autor:Leopoldo Cadaya Vidal
Cargo del Autor:Doctor en derecho, Universidad de Vigo, Ourense, España
Páginas:724-736
 
EXTRACTO GRATUITO
724
La adopción como beneficio social
Leopoldo Cadaya Vidal
Doctor en derecho, Universidad de Vigo, Ourense, España
leopoldo@lexauria.com
1. Significado y figuras relacionadas
El término adoptar etimológicamente: proviene de la adición de dos vocablos
ad y optare que significan a y desear
1
. Lo que indica que es algo volitivo y propio del
deseo o voluntad de una persona y no algo impuesto por un tercero.
Afinidad: afinidad es un tipo de parentesco que se produce por un vínculo legal
a través del matrimonio, entre aquellas personas que, sin tener lazo de
consanguineidad entre sí, a su vez sí lo tienen con alguno de los esposos. Por
ejemplo: los padres del esposo con los padres de la esposa adquieren afinidad en
razón de matrimonio. Si el parentesco natural se extiende hasta el cuarto grado de
consanguinidad, sucede de forma análoga en el parentesco por afinidad. Aunque sin
poder determinarse “grados", debido que la "afinidad no engendra afinidad"
2
.
Agnaticio: agnati, serían las personas que permanecen bajo la patria potestad de
un pater independientemente del tipo de relación de que proceda, ya sea por afinidad
o consanguinidad. Posteriormente a la división del imperio se le dio más importancia
al parentesco cognaticio o por sangre lo que hoy sería el parentesco consanguíneo.
Esta figura de larga tradición religiosa en la antigua Roma y legislativa solía
basarse en dos premisas justificativas: las de perpetuar la familia entendida como un
todo incluyendo con ello no sólo a las personas sino al conjunto de bienes que
implicaba la continuidad del grupo, conjunto o núcleo familiar y la continuidad del
aspecto más religioso del culto doméstico. Fue también utilizada con finalidades
políticas en la Roma Imperial “el Principado no llegó a constituir fácilmente un
régimen de gobierno hereditario y la fórmula por la que se trató de superar la
dificultad fue la de la adopción imperial: en principio, así, el Senado elegiría en su
propio seno al mejor, y éste sería entonces adoptado como hijo por el Príncipe y
asociado ya en vida a su propio imperio. La fórmula había sido instaurada por el
mismo Augusto al hacerse proclamar hijo adoptivo de Julio Cesar. Se trataba de,
pues, de una forma civil para un acto esencialmente político.
Otra finalidad sería la de corregir la desvinculación familiar de los
descendientes por vía femenina, así como la legitimación de los hijos
extramatrimoniales, sin que faltasen finalidades espurias
3
.
Los autores del código civil francés lo consideraron una institución filantrópica
destinada a ser consuelo de los matrimonios estériles y una abundante fuente de
1
LEWIS-SHORT, A. Latin Dictionary, 1958, Oxford, s.v. adoptare.
2
DAZA MARTÍNEZ, J. RODRÍGUEZ ENNES, L., 2009, Instituciones de Derecho Privado Romano,
Tirant lo Blanch.
3
SÁNCHEZ-RUBIO GARCÍA, A., 1994, Derechos sucesorios de los hijos adoptivos en el Código
Civil (problemas de derecho transitorio), Rústica, pp. 19.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA