Los recursos administrativos y económico-administrativos, de Jesús González Pérez.

Autor:Francisco González Navarro
Páginas:1522-1524
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 1522

    GONZÁLEZ PÉREZ, JESÚS: Los recursos administrativos y económico-administrativos. Ed. Civitas, Madrid, 1975, 441 págs.

  1.     Decía Unamuno que en la labor mental del estudioso aparecen perfectamente diferenciadas dos etapas. La una es la etapa del anabolismo espiritual, período de asimilación en que se lee, se estudia, se reflexiona y se va viendo surgir en la mente nuevos núcleos de ideas o empezar a reducirse a sistemas de ellas verdaderas nebulosas ideales. La otra es la etapa de catabolismo espiritual, en que se da uno a escribir, a veces desordenadamente, para expresar ideas.

    Cuando el hombre ha de estudiar sometido a presiones o condicionamientos externos, del tipo que sean, la oscilación normal de esos períodos se ve alterada, y se entra en la etapa catabólica cuando aún no está debidamente cumplida la etapa anabólica.

    En cambio, cuando el hombre vive en reconfortable reposo, «lejos de la enloquecedora muchedumbre», far from the madding crowd, que decía Gray, estudiando con calma y produciendo con calma también, en lento ritmo, esos dos períodos mentales, el de asimilación y el de producción, se suceden de un modo natural, lenta, pero indefectiblemente.

    Este es el caso admirable de Jesús González Pérez, que, al margen de su labor de Abogado en ejercicio, viene dándonos ejemplo de lo que puede llegar a ser una obra que se hace día a día, sin prisa, pero sin pausa, en la soledad de las horas dedicadas al estudio del Derecho administrativo.

    Es por eso la obra de González Pérez una obra digerida, pensada. De ahí también su claridad, tan difícil de conseguir en su aparente facilidad.

    Ahora que parece estar de moda aventurar clasificaciones de las escuelas administrativas (sin tomarse, por lo general, la molestia de definir lo que debemos entender por «escuela»), y que algunos se apresuran a declararse miembros de la «escuela democrática del Derecho administrativo» (porque también parece que hay un bunker en la Ciencia del Derecho administrativo), podríamos quizá-y al margen de otros posibles encuadramientos-decir que González Pérez pertenece a la «escuela cartesiana del Derecho administrativo», con lo que quiero afirmar que «es del linaje de aquellos que de lo oscuro a lo claro aspiran» (Goethe).

  2.     El libro de que hacemos consideración se presenta como tercera edición de la obra que, con el más breve título de Los recursos administrativos, había ya publicado el autor.

    Sólo una ligera referencia-simple dación de fe de su aparición-merecería si efectivamente fuera sólo eso. Pero aparte de la completa actualización de las citas (bibliográficas, normativas y jurisprudenciales),...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS