Actitudes de la empresa ante la incorporación al staff de personas con discapacidad mental

Autor:Ricardo Moreno Rodríguez
Páginas:165-170
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 165

Nosotros trabajamos con personas con enfermedad mental. Entonces, la población con la que trabajamos tiene una serie de necesidades a nivel social y a nivel sanitario. Para poder cubrir las necesidades sociales, la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid dispone de una amplia y diversificada red de centros y recursos de atención social y apoyo a la integración, que van a trabajar siempre de forma muy coordinada y de forma complementaria a la red sanitaria de servicios de salud mental.

Esta red cuenta con una tipología de recursos, que muy brevemente os voy a comentar: son los centros de rehabilitación psicosocial, que ofrecen programas individualizados para promover la integración y la normalización de las personas con enfermedad mental. Para ello dan apoyo y dan asesoramiento, también, a las familias.

Los centros de día van dirigidos a personas que tienen mayores dificultades de funcionamiento y problemas de dependencia y de autonomía, para promover que se mantengan en la comunidad en las mejores condiciones posibles.

Las miniresidencias son un recurso residencial que está organizado para cubrir las necesidades básicas pero también para dar apoyo rehabilitador.

Los pisos tutelados son un alojamiento que se organiza en tres o cuatro plazas donde conviven personas que tienen enfermedad mental pero que reciben apoyo, según lo necesitan, de profesionales.

Page 166

Las plazas residenciales van dirigidas a personas que tienen autonomía y un buen funcionamiento, pero que no disponen de apoyo familiar o de recursos económicos, para evitar procesos de marginación social.

Y los equipos comunitarios van dirigidos a dar soporte a aquellas personas que viven en sus domicilios, muchos de ellos solos, y tienen dificultades para utilizar los recursos que necesitan, recursos sanitarios, recursos sociales, y para mantenerlos en su domicilio, en la comunidad en la que viven.

Eso en cuanto a la tipología de recursos, en cuanto al centro de rehabilitación laboral, que es del que os voy a hablar fundamentalmente, dispone de programas individualizados también, pero en este caso van dirigidos a personas con enfermedad mental que disponen de un buen nivel de autonomía y que necesitan prepararse para poder acceder y mantenerse en el mercado laboral. Para ello se les entrena en la adquisición y recuperación de hábitos y capacidades laborales, como puede ser la puntualidad y cumplir con un horario, y sociales, en la relación con los compañeros, con el jefe, precisamente no solo para propiciar el acceso, sino sobre todo el mantenimiento en el empleo y la promoción en el mismo.

Contamos, para ello, con un proceso individualizado que lo que hace es capacitar a la persona para que sea capaz de manejarse con las exigencias que suponen la búsqueda, el acceso y el mantenimiento en el empleo.

Los objetivos van a ser: prepararle para que adquiera y recupere conocimientos, hábitos de trabajo, lo que os comentaba anteriormente; y habilidades sociolaborales. Eso se hace en una serie de intervenciones a nivel individual, pero sobre todo a nivel grupal.

Se propicia y se apoya la inserción laboral especialmente en el empleo ordinario, aunque se contemplan también otras fórmulas de empleo como puedan ser los centros especiales de empleo, el autoempleo.

Lo que hacemos desde el centro es estar en permanente contacto, a través del técnico de apoyo a la inserción laboral, con recursos formativos y recursos laborales, a los que después la persona va a tener acceso.

Después de esto, propiciamos la colaboración con empresarios, asociaciones, precisamente para promover el que accedan, el que oferten...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA