La libertad académica y la estabilidad en el empleo del profesorado en peligro de extinción en las universidades de Estados Unidos

Autor:Risa L. Lieberwitz
Cargo del Autor:Catedrática de Derecho Laboral y del Empleo
Páginas:195-214
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 195

Ver Nota1

1. Introducción: libertad académica y estabilidad en el empleo del profesorado como excepciones al "empleo avoluntad"

La esencia de la situación laboral del profesorado en las universidades de Estados Unidos debe ser entendida en comparación y como contraste con la doctrina de la ley común del "empleo a voluntad", la cual ha regulado la mayoría de las relaciones de trabajo en los EE.UU, por lo menos desde el siglo XIX. Bajo la conocida letanía de la doctrina del "empleo a voluntad", un empleador puede contratar o despedir a una persona por "una buena razón, una mala razón, o sin razón alguna"2, con lo que se hace hincapié en el poder unilateral de los empleadores de decidir la contratación inicial o la continuidad en el empleo de una persona. Dicho de otro modo, el empleador no está obligado a tomar decisiones racionales de contratación o despido de los empleados solamente basándose en "una causa justificada", lo que aumentaría la seguridad laboral de los empleados. El principal medio para obtener la protección por "causa justificada" es a través de los convenios colectivos, que incluyen disposiciones sobre dichas "causas justificadas"3. Dada la continua caída en las tasas de sindicalización

Traducción realizada por P. Núñez-Cortés Contreras.

Page 196

en los EE.UU, actualmente en menos del 8% de la fuerza laboral del sector privado, la mayoría de los trabajadores no están cubiertos por convenios colectivos4. Además, la mayoría de los trabajadores no tienen contratos individuales en los que basar las reclamaciones sobre despido injustificado, por el contrario muchos empleados del sector público están protegidos por el requisito de una causa justificada (de despido) en virtud de leyes de la función pública o acuerdos colectivos. Incluso en plantillas sindicalizadas, no obstante, las decisiones de contratación quedan generalmente fuera de los temas obligatorios de negociación colectiva.

La legislación protectora del empleo crea algunas restricciones a la doctrina de la ley común del "empleo a voluntad", que incluyen leyes federales y estatales contra la discriminación que prohíben a los empleadores basar las decisiones sobre continuidad en el empleo en las actividades sindicales, la raza, el sexo, el origen, la religión, la edad o la discapacidad de los trabajadores. Tales normas, únicamente establecen algunos límites a la doctrina del "empleo a voluntad" mediante la definición de categorías específicas de protección5. Pero no obligan a los empresarios a un tratamiento justo de acuerdo a los estándares de la "causa justificada".

La situación laboral tradicional del profesorado universitario en los EE.UU. contrasta fuertemente con la norma del "empleo a voluntad". A través de medidas colectivas en el siglo XX, con la fundación de la Asociación Americana de Profesores Universitarios (AAUP) en 1915, el profesorado universitario realizó exitosas demandas de protección de su libertad académica de enseñanza, investigación y manifestación pública gracias a la creación de puestos permanentes para el profesorado. En teoría, la libertad académica protege a todos los profesores de represalias por participar en trabajos polémicos. En la práctica, es la protección que otorga el disfrutar de un trabajo de por vida lo que permite al profesorado abogar por puntos de vista políticos y sociales impopulares, perseguir teorías innovadoras de investigación, enseñar de maneras que empujan a los estudiantes más allá de su comodidad, y disentir de los administradores de la universidad.

La autonomía individual del profesorado acerca de su trabajo académico y la autonomía colectiva del profesorado en la profesión, ambas, son fundamentales para

Page 197

la libertad académica. La dimensión colectiva de la libertad académica comprende la gobernanza del profesorado sobre el currículo y las decisiones de contratación y promoción a través de la revisión por pares. Estos procesos colectivos deberían proteger la libertad académica individual del profesorado de la intrusión de los administradores universitarios e incluso de sus colegas profesores de alto nivel. La gobernanza del profesorado también engloba a los órganos colegiados como el claustro o los sindicatos de profesores, que crean rutas institucionales para la participación del profesorado universitario en la toma de decisiones sobre asuntos académicos.

La AAUP logró institucionalizar la libertad académica y la estabilidad como las normas profesionales en la educación superior. Más recientemente, sin embargo, varias fuerzas se han combinado para restringir la libertad académica y las estructuras institucionales diseñadas para protegerlo. Lo más importante ha sido el impacto de lo que se ha llamado la "mercantilización" de la universidad, que refleja la influencia de un modelo de negocio basado en los objetivos corporativos con fines de lucro y prácticas del mercado privado. Este modelo contrasta con la tradicional misión pública de la universidad y las prácticas de la libertad académica y la facultad de autogobierno colectivo. La influencia del modelo de negocio de las empresas se puede ver en los cambios en la cultura universitaria, la estructura institucional y las prácticas de empleo. En el centro de estos cambios está la erosión del sistema de la estabilidad en el empleo y de la facultad de autogobierno de los profesores titulares.

En la siguiente sección de este artículo se presenta una breve descripción histórica de la creación de las bases de la libertad académica y el sistema de estabilidad en el empleo del profesorado en los EE.UU. En este contexto, en las siguientes secciones de este artículo se discutirán los cambios que han erosionado estas metas y prácticas tradicionales de la libertad académica y el sistema de permanencia del profesorado.

2. El alcance de la libertad de cátedra en las universidades de Estados Unidos
A Una breve historia de la libertad académica en los EE. UU

Dada la solidez de los antecedentes normativos del "empleo a voluntad", la consecución de un sistema de libertad académica y de estabilidad en el empleo del profesorado universitario fue una gran victoria6. Durante el período de la industrialización a

Page 198

finales del siglo XIX y XX, los profesores de ciencias sociales, de reciente desarrollo, se dedicaron a una investigación que a menudo chocaba con los intereses de las corporaciones industriales en crecimiento, incluidas las grandes empresas donantes de las universidades. El conflicto dio lugar a varios despidos muy escandalosos y renuncias forzadas de profesores de ciencias sociales que trataban de lograr reformas sociales através de sus críticas7. En 1915, laAAUP, respondió atal represión del profesorado por parte de los empleadores, mediante la Declaración de Principios de 19158 y su posterior Declaración de Principios de 19409 sobre Libertad de Cátedra y Estabilidad en el empleo del profesorado, que describen los principios fundamentales de la libertad de cátedra, definida en un sentido amplio, incluyendo la docencia, la investigación y las manifestaciones públicas dentro o fuera del campus. Estos documentos justifican la libertad del personal académico como instrumento al servicio de la función social de la universidad para servir al bien público. Para cumplir con su misión pública, las universidades y los profesores deben ser instituciones independientes de la sociedad, libres de conflictos de intereses de gobierno o entidades privadas, incluidas las empresas de los terceros financiadores10. La libertad académica del profesorado protege su independencia para ejercer la docencia e investigación libres de tales presiones externas o, igualmente importante, de las presiones de los administradores de la universidad o fideicomisarios. La contratación del profesorado y los ascensos a categorías estables se adjudicarán sobre la base de revisión por pares. Tal autonomía colectiva forma parte de la gobernanza del profesorado, que protege la libertad académica de los individuos y de la profesión.11 Las declaraciones de laAAUP describen el sistema de estabilidad del profesorado como esencial para proporcionar una seguridad laboral vitalicia que los proteja de represalias por participar en trabajos controvertidos.

La AAUP logró institucionalizar la libertad académica como una norma profesional en la educación superior. Las declaraciones de la misión de la universidad

Page 199

explícitamente establecen sus objetivos de interés público. La universidad crea una cultura de trabajo único para el profesorado mediante la adopción de los principios democráticos de la libertad académica. Por lo tanto, el profesorado universitario ejerce la libertad académica individual en la elección...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA