El Tribunal Supremo aboga por la prohibición de expulsión del extranjero en trámites de regularización de su situación

Autor:vLex
RESUMEN

El Tribunal Supremo, por sentencia de fecha 24.02.2001, ha establecido que no puede ordenarse la expulsión de un extranjero hasta que no se haya resuelto la solicitud de regularización o legalización de su situación oportunamente pedida.

 
EXTRACTO GRATUITO

El demandante pidió permanecer en España mientras se resolvía la legalización de su situación y la autorización de residencia para continuar los estudios que estaba realizando.

La Audiencia Nacional rechazó el recurso que presentó contra la orden de expulsión, en el que alegó que la resolución de Interior «carecía de motivación jurídica, incurriendo en arbitrariedad, ilegalidad e inseguridad jurídica».

El recurso de casación ante el Tribunal Supremo se fundamentó en cuatro motivos:

1) vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva del art. 24 de la Constitución por falta de motivación de la resolución administrativa impugnada, pues no basta citar determinados artículos aplicables sino que la Administración está obligada a entrar en el análisis de las circunstancias concurrentes en el caso concreto, porque, de lo contrario, el acto queda degradado y convertido en mera formalidad;

2) infracción del art. 54 de la L 30/1992, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, que exige que los actos limitativos de derechos subjetivos y los que se dicten en ejercicio de potestades discrecionales sean motivados;

3) violación del derecho fundamental de libertad de residencia y circulación del art. 13, ambos de la CE;

4) aplicación indebida del art. 26.1 a) LO 7/1985, sobre derechos y libertadas de los extranjeros en España, y de la jurisprudencia que lo interpreta:

'1. Los extranjeros podrán ser expulsados de España, por resolución del director de la seguridad del estado, cuando incurran en alguno de los supuestos siguientes:

Encontrase ilegalmente en territorio español, por no haber obtenido la prorroga de estancia o, en su caso, de permiso de residencia, cuando fueren exigibles'.

El Tribunal Supremo finalmente admitió el recurso de casación por el motivo cuarto de los aducidos.

El Tribunal Supremo viene declarando que, mientras la Administración no ha resuelto la solicitud de permiso de residencia, de trabajo o de regularización de su situación, formulada por un extranjero, no es conforme a Derecho acordar su expulsión, pues no cabe equiparar la conducta de quien elude los controles administrativos con la de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA