Pasado y presente de la protección de la maternidad en los convenios de la OIT y en España

Autor:María Amparo Ballester Pastor
Cargo:Catedrática de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social por la Universitat de València y representante de España en la Red de Expertos de la UE en Igualdad de Género
Páginas:75-87
RESUMEN

El artículo analiza desde una perspectiva crítica las repercusiones que han tenido los Convenios y Recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre protección de la maternidad en el ordenamiento español. Las fechas de aprobación de cada uno de los Convenios de la OIT son el tema de cada una de las tres partes del artículo, lo que da como resultado un estudio de la evolución... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

Page 75

Pasado y presente
de la protección de la maternidad en los convenios de la OIT
y en España

Past and present of maternity protection in ILO Conventions and in Spain

MARÍA AMPAR O B ALLESTER PAST O R *

PALABRAS CLAVE

Maternidad; OIT; Legislación histórica; Protección de la mujer; Prestación por maternidad.

RESUMEN El artículo analiza desde una perspectiva crítica las repercusiones que han tenido los Convenios y Recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre protección de la maternidad en el ordenamiento español Las fechas de aprobación de cada uno de los Convenios de la OIT son el tema de cada una de las tres partes del artículo, lo que da como resultado un estudio de la evolución jurídica y social de la maternidad en la OIT y en España

KEYWORDS

Maternity; ILO; Landmark legislation; Women protection; Maternity allowance.

ABSTRACT This article explores, from a critical perspective, the ILO Conventions and

Recommendations impact on maternity protection in the Spanish law The dates of approval of each of the Conventions are going to articulate the structure of this paper, having as result a study of legal and social evolution of maternity protection in the ILO and Spain

* María Amparo Ballester Pastor es catedrática de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social por la

Universitat de València y representante de España en la Red de Expertos de la UE en Igualdad de Género (amparo ballester@uv es)

Revista Española de Desarrollo y Cooperación nº 34. Año 2014, pp. 75-87

75

B0003 Coopera 34 (FFF).indd 75 15/7/14 14:01:33

Page 76

Pasado y presente de la protección de la maternidad en los convenios de la OIT y en España

MOTS CLÉS

Maternité; OIT; Législation historique; Protection de la femme; Prestation de mater-nité.

RÉSUMÉ Cet article analyse dans une perspective critique les répercussions qui ont eu les Conventions et Recommandations de l’OIT sur la protection de la maternité dans le système espagnol Les dates d’adoption de chaque Conventions de l’OIT sont le thème des trois parties de l’article, ayant comme résultat une étude de l’évolution juridique et sociale de la maternité dans l’OIT et en Espagne

Los convenios de la OIT que han tratado la cuestión de la protección de la maternidad son los siguientes: Convenio 3 de 1919 relativo al empleo de las mujeres antes y después del parto1; Convenio 13 de 1952 sobre la protección de la maternidad (revisando el Convenio 3)2; y Convenio 183 de 2000 sobre protección de la maternidad (revisando el Convenio 13)3 Cada uno de ellos tuvo, por diferentes razones, una notable relevancia en el ordenamiento español De las repercusiones históricas y actuales de cada uno de ellos en España se trata a continuación

Primera fase: del Convenio 3 de 1919 al Convenio 103 de 1952

Alcance del Convenio 3

El Convenio 3 de 1919 tenía las siguientes características: a) su ámbito de protección estaba reducido al sector industrial y comercial, siempre y cuando no tuviera carácter de empresa familiar; b) la trabajadora no estaba autorizada a trabajar durante el periodo de seis semanas inmediatamente posteriores al parto Durante este tiempo de ausencia debía garantizarse a la trabajadora una prestación suficiente para su manutención y la del hijo en buenas condiciones de higiene. La trabajadora también tenía derecho a la asistencia gratuita de un médico o de una comadrona; c) la trabajadora gestante tenía derecho a abandonar el trabajo seis semanas antes de la fecha probable del parto previa presentación de certificado médico que estableciera dicha cercanía temporal La trabajadora debía tener durante este tiempo la misma prestación “suficiente” que se establecía para el permiso posparto, así como el mismo derecho a la asistencia médica Este periodo preparto no resultaba obligatorio para la trabajadora,

1 Fecha de entrada en vigor: 13 de junio de 1921

2 Fecha de entrada en vigor: 7 de septiembre de 1955

3 Fecha de entrada en vigor: 7 de febrero de 2002

76 Revista Española de Desarrollo y Cooperación nº 34. Año 2014, pp. 75-87

B0003 Coopera 34 (FFF).indd 76 15/7/14 14:01:33

Page 77

María Amparo Ballester Pastor

a diferencia del posparto, pero sí constituía un derecho de la trabajadora al que el empresario no podía negarse La suma del permiso preparto y posparto daba lugar, pues, a un permiso retribuido por embarazo y maternidad de doce semanas En el caso de que hubiera existido error en la fecha prevista de parto porque esta se hubiera demorado, la trabajadora debía tener derecho a que se prolongara su prestación preparto hasta el momento del parto; d) la trabajadora que amamantaba a su hijo (sin límite temporal) tenía derecho a dos descansos de media hora durante la jornada para permitir la lactancia No se establecía que dicho descanso fuera retribuido; e) se establecía la ilegalidad del despido de la mujer en permiso preparto o posparto La misma consecuencia se establecía para las ausencias que se prolongaran más allá del permiso posparto que fueran consecuencia de una enfermedad motivada por el parto, si se acreditaba por certificado médico esta conexión y hasta cierto tiempo máximo que podía ser determinado por la Auto-ridad competente de cada país

Repercusiones del Convenio 3 en el ordenamiento español

La ratificación española del Convenio 3 se produjo en 1923, cuatro años después de su aprobación y apenas dos años después de su entrada en vigor en 1921 El principal cambio que tuvo que acometerse por el ordenamiento español fue el de asegurar la retribución suficiente para la propia manutención y la del hijo que requería el Convenio 3 Por medio de la ley de 13 de julio de 1922 se autorizó a crear una Caja de Seguro Obligatorio de Maternidad que aseguraba su financiación Un año después, por el Real Decreto (RD) de 21 de agosto de 1923, se estableció un subsidio provisional a las madres trabajadoras de 50 pesetas por parto La regulación del seguro obligatorio de maternidad se produjo definitivamente por medio del RD de 22 de marzo de 1929, que lo creó, y del RD de 29 de enero de 1930, que le dio desarrollo reglamentario El texto reglamentario de 1930 establecía, como el Convenio 3 OIT, un descanso obligatorio de seis semanas posparto y un descanso voluntario de seis semanas preparto Aseguraba también una prestación a todas las mujeres trabajadoras que hubieran alumbrado un hijo, excepto a aquellas que desarrollaran su actividad en el servicio doméstico (art 3 del Reglamento)4 Cotizaban a este seguro de maternidad tan solo las mujeres entre 16 y 50 años (art 2 del Reglamento) aunque las menores y mayores de dichas edades eran, pese a no cotizar, eventuales beneficiarias en su caso (art 43 del Reglamento) También el patrono cotizaba en similar cuantía La prestación a la que se tenía derecho era una cuantía fija por parto, cuyo monto exacto dependía del tiempo en que se hubiera cotizado: se percibían 15 pesetas por trimestre cotizado, con el límite de 180 pesetas Para acceder a este beneficio se requería que la trabajadora hubiera estado inscrita en el seguro de maternidad al menos 18 meses Asimismo, si

4 Años antes se había producido la extensión del derecho a la suspensión por maternidad a las maestras (el art 10 del Estatuto General del Magisterio establecía un permiso preparto y otro igual posparto) y a las funcionarias (la Real Orden de 5 de enero de 1924 extendió el derecho de las maestras a las funcionarias) Durante estos periodos se aseguraba la percepción de su retribución

Revista Española de Desarrollo y Cooperación nº 34. Año 2014, pp. 75-87

77

B0003 Coopera 34 (FFF).indd 77 15/7/14 14:01:33

Page 78

Pasado y presente de la protección de la maternidad en los convenios de la OIT y en España

estuviera dando lactancia natural a su hijo, tenía derecho a un subsidio de 5 pesetas por semana e hijo5, que tenía una duración máxima de 10 semanas, y que se acumulaba a lo percibido en concepto de parto

Aparentemente, pues, la normativa española sobre el seguro de maternidad se adecuó en su momento al Convenio 3 de la OIT, pero en algunos aspectos la acomodación era meramente formal Así sucedía en relación al permiso de maternidad anterior al parto al que el Convenio 3 de la OIT atribuía una duración de seis semanas anteriores a la fecha prevista El seguro obligatorio de maternidad en España quedaba configurado como una cuantía fija (una indemnización) que dependía de los trimestres cotizados por lo que la trabajadora percibía la misma cuantía si suspendía su contrato durante las seis semanas posparto obligatorias o si lo hacía también durante algunas de las seis semanas preparto a las que tenía derecho voluntariamente, lo que no siempre garantizaba la percepción de ingresos “suficientes”

Algunas correcciones se operaron con posterioridad, una vez terminada la Guerra Civil, con la normativa franquista de los años 40, aunque durante este tiempo no existía vinculación a la OIT por parte de España, que había sido expulsada de la organización a) En el ámbito laboral, los artículos 166, 167 y 168 de la ley de Contrato de Trabajo de 1944 (en adelante LCT) regularon la suspensión por maternidad y lactancia Se configuraba el derecho a la suspensión preparto de seis semanas y el descanso obligatorio de seis semanas posparto, durante los cuales la trabajadora tenía derecho a la reserva de su puesto de trabajo Asimismo, se establecía el derecho al permiso de lactancia de una hora diaria divisible b) En el ámbito de la seguridad social, la maternidad se incorporó a la cobertura por enfermedad, por medio de la regulación del seguro obligatorio de enfermedad establecido por medio del Decreto de 11 de julio de 1941 En su art 2 se garantizaba la asistencia sanitaria y la cobertura económica por la pérdida de retribución derivada de la maternidad, lo que aseguraba la cobertura...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA