Introducción

Autor:Juan Jose Fernández Muñoz
Cargo del Autor:Universidad Rey Juan Carlos. Facultad de ciencias de la salud. Departamento de Psicología
Páginas:27-32
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 27

En las dos últimas décadas el número de trabajadores de edad avanzada que se han retirado antes de la edad ordinaria de retiro está representando cada vez una mayor proporción de la población en los países desarrollados. El informe factbook de la OCDE (2008) señala que la tasa de empleo de los trabajadores con edades comprendidas entre los 55 y 64 años se sitúa en España en el 44,6%. La tasa de empleo de dichos trabajadores para el conjunto de países miembros de la OCDE es de 53,7%. El descenso en la edad de retiro de estos trabajadores es un hecho frecuente en la mayoría de los países de la Unión Europea (Brugiavini, 2001). Esta transición del trabajador hacia el retiro se ha considerado como uno de los sucesos más importantes que se producen en esta fase de la vida laboral de las personas.

Las estadísticas de Eurostat correspondientes al año 2008 señalan que, en la Europa de los veintisiete, la edad media a la que se produce la salida del mercado laboral se sitúa en 61,2 años (61,9 años para hombres y 60,5 años para mujeres). Para el caso español, la edad media de salida de la actividad laboral se sitúa en 62,1 años, concretamente en 61,8 años para los hombres y en 62,4 para las mujeres. En relación a la tasa de actividad en la Europa de los veintisiete, el 45,6% de las personas que forman el grupo de trabajadores mayores, comprendidos entre 55-64 años, se encuentran empleados. Esta cifra del 45,6% es similar para el caso español (Eurostat, 2008).

De las diferentes modalidades de salida laboral anticipada las prejubilaciones se han instalado dentro del contexto español como el medio más habitual para desvincular de su actividad laboral a los trabajadores de edad avanzada. Según datos del informe de la Escuela de Administración y Dirección de Empresas entre 250.000 y 300.000 trabajadores fueron prejubilados en la década de 1990-2000, y se espera que en los próximos años sean prejubilados entre 50.000 y 60.000 trabajadores anualmente (ESADE, 2006). La prejubilación supone la salida del mercado laboral de trabajadores con edades comprendidas entre los 50 y 64 años, en la mayoría de los casos sin perspectivas de reingreso, creándose una "situación puente" entre el final de la vida laboral y la jubilación ordinaria, espacio de tiempo que en algunos casos puede llegar hasta los 15 años (Consejo Económico y Social, 2000).

Page 28

A la hora de analizar el fenómeno de las prejubilaciones hay que tener en cuenta varios aspectos. En primer lugar, las prejubilaciones no tienen una conceptualización jurídica plena, lo que dificulta el análisis del fenómeno y supone unas consecuencias administrativas y legales para los prejubilados. Por ejemplo, las personas prejubiladas no tienen acceso, por edad, a cobrar pensión de la Seguridad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA