• La reforma del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

Editorial:
J.M. Bosch Editor
Fecha publicación:
2010-11-09
Autores:

(Profesora de Derecho Financiero y Tributario )
ISBN:
8476989059

Descripción:

La presente obra tiene por objeto el análisis de las principales reformas introducidas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por medio de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, así como de la normativa reglamentaria de desarrollo y las posteriores modificaciones introducidas en la citada ley reguladora del impuesto hasta la fecha de cierre de esta publicación, en enero de 2010.
En particular, las principales medidas que se introducen por la mencionada Ley 35/2006 son las siguientes: se da un nuevo trato fiscal a las rentas del trabajo; se incrementa la cuantía de los mínimos personales y familiares; tales mínimos personales y familiares ya no reducen la base imponible, sino que se tienen en cuenta a la hora de cuantificar el impuesto; se modifica la tarifa del IRPF; la base imponible del ahorro se amplía respecto de la anterior parte especial de la base imponible; la renta del ahorro se grava a un tipo único del 18%; se contempla para los sistemas de previsión social relativos a la dependencia el mismo tratamiento fiscal que en el caso de los planes de pensiones; y se modifica el régimen fiscal de la adquisición de la vivienda habitual.
No obstante, a pesar de que el legislador señale que se establece una reducción de la carga fiscal sobre los rendimientos del trabajo, lo cual resulta discutible, debe tenerse en cuenta que con la nueva Ley se acentúa la diferencia de trato de los distintos tipos de rentas; siendo la carga fiscal sobre los rendimientos del trabajo muy superior a la de otro tipo de rentas, como la mayoría de los rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales. Y, por otra parte, aunque el legislador se refiere a la simplificación, lo cierto es que en algunas cuestiones no sólo no se han simplificado, sino que se ha complicado el cálculo del impuesto, como ocurre con la nueva regulación de los mínimos personal y familiar para aplicar la tarifa y calcular la cuota íntegra, sobre todo, en el caso de las anualidades por alimentos y las pensiones compensatorias.