• Revista Prevención, Trabajo y Salud

Editorial:
Editorial vLex
Fecha publicación:
2004-01-19
ISBN:
1575-1392

Descripción:

Es un revista de carácter bimensual con "vocación de constituirse en un medio, en un vehículo útil de comunicación para y entre todos los profesionales e interesados en la prevención de los riesgos laborales en España: expertos de los Servicios de Prevención, trabajadores designados para funciones preventivas de cualquier nivel, técnicos de las administraciones públicas, inspectores de trabajo, delegados de prevención y cualquier otro profesional, directivo o representante sindical o empresarial interesado en este campo."

Últimos documentos

  • Análisis Ergonómico en Enfermería Instrumentista: un enfoque descriptivo

    Abstract: La ergonomía incorpora una serie de soluciones destinadas a mejorar las condiciones de trabajo con el objetivo de eliminar o reducir la presencia de fatiga o alteraciones producidas por sobrecarga física, disminuir las bajas laborales o el absentismo y contribuir a aumentar la satisfacción y el rendimiento en el lugar de trabajo. Aunque comenzó a afianzarse en las últimas décadas, aún tiene poco calado en el ámbito hospitalario que aquí nos ocupará. En concreto, para el análisis de la carga postural han sido diseñados un amplio grupo de métodos (O.WA.S., Posture Targetting, Rapid Upper Limb Assessment (RULA), VIRA, ARBAN, Portable Ergonomic Observation, etc).
 Dado el escaso desarrollo en nuestro país de los estudios de ergonomía del trabajo hospitalario, y de las escasas publicaciones que hacen referencia a ella correlacionándola con el área quirúrgica, en este trabajo vamos a realizar una primera aproximación descriptiva haciendo un análisis del estado actual de conocimientos sobre las condiciones ergonómicas de la instrumentista referido a postura y movimientos.

  • Mejoras en la seguridad y en la salud a través de la aplicación de estrategias de automatización avanzada

    En los últimos cinco años, las ventas de robots en España han superado todas las previsiones, alcanzando tasas de crecimiento superiores al 15% anual. En 1998 las ventas se incrementaron un 51 % respecto a las ventas realizadas en 1997, hasta alcanzar las 1810 unidades vendidas. En 1999 se alcanzó un nuevo record de ventas, instalándose 2112 unidades. El parque operativo de robots en España alcanzó en 1999 la cifra total de 10.437 robots, frente a los 8.633 robots operativos en el año anterior. Paralelamente a la expansión de la robótica industrial, estamos asistiendo a la incipiente incorporación de robots de servicios en diversas áreas de actividad: en 1999, el parque operativo de robots de servicios en todo el mundo alcanzó las 6.600 unidades. La Federación Internacional de Robot prevé que entre los años 2001 y 2003, el parque de robots de servicios aumente rápidamente, alcanzado las 319.400 unidades (incluyendo los robots de uso doméstico, y los robots de limpieza/aspiradores) (IFR, 2000). Es obvio que la expansión simultánea de los robots industriales y de servicios en los próximos años influirá sobre la evolución del empleo, las condiciones de trabajo, y la organización empresarial y doméstica.
 En este artículo se analizan las mejoras en la seguridad y la salud derivadas de la aplicación de estrategias de automatización avanzada. El cumplimiento de las normas cada vez más estrictas de seguridad en el trabajo ha llevado en los últimos años al desarrollo e implantación de robots que realizan tareas consideradas peligrosas para la salud humana, o que se realizan en contextos hostiles para el ser humano. La descripción de los avances en seguridad derivados de la implantación de robots debe tomar en consideración los nuevos prototipos de robots industriales y de servicios que automatizarán tareas peligrosas en los próximos años. Y debe presentar los nuevos riesgos que se derivan del uso de esta tecnología, que nos sitúan ante un contexto diferente en el ámbito de la prevención, el trabajo y la salud.

  • Análisis de los riesgos de exposición biológica en Centros de Salud

    En este artículo se hace un exhaustivo análisis de las causas y posteriores consecuencias de los riesgos biológicos existentes en Centros de Salud. y Hospitales, y el modo en el que afectan a todos los trabajadores implicados.
 Los centros de salud son servicios no exentos de accidentes biológicos, siendo éstos los más importantes que afectan al personal de dichos centros. La planificación de las actuaciones preventivas que vayan encaminadas a la eliminación o disminución de los niveles de riesgo debe afrontarse desde una perspectiva integral que se asiente en la formación, información y participación.
 En el medio sanitario, el riesgo biológico es el que más frecuentemente encontramos, siendo los profesionales más expuestos el personal sanitario que presta asistencia directa a los enfermos, el personal de laboratorio que procesa muestras contaminadas o posiblemente contaminadas y el personal que trabaja con animales o con derivados de estos. (Mong V. 1997).

  • Análisis de eficiencia de la gestión de la prevención de riesgos laborales

    El presente trabajo tiene por objetivo principal ofrecer una aportación de interés práctico y riguroso que sirva como soporte instrumental para optimizar la gestión de la Prevención de Riesgos Laborales de las PYMEs en toda empresa con suficiente capacidad de gestión moderna.
 El referente de partida es la diagnosis de gestión obtenida bajo un criterio globalizador e integral de la actividad industrial desarrollada durante la realización del Proyecto Qualyman en el contexto de la iniciativa europea ADAPT, y aplicada sobre una muestra de 33 empresas de 7 sectores industriales en Galicia (Componentes de Automoción, Construcción Naval, Textil, Extracción y Transformación de Madera, Extracción y Transformación de Granito, Extracción y Transformación de Pizarra y Sector Auxiliar de la Construcción Naval) con un volumen de facturación referencia año 1996 de 80.000 millones de pesetas y que ocupan directamente a un colectivo de 5.000 personas e inducen empleo para un colectivo de unas 16.000 personas

  • 'Vamos a volcar todos nuestros esfuerzos en mejorar nuestro sistema preventivo a través del diálogo social'

    Prevención, y Salud quiere, antes que nada dar la bienvenida y desearle el mayor éxito en el desempeño de su cargo a la Secretaria General de Empleo, Carmen de Miguel. A su Secretaría compete, en su parte, la definición y ejecución de la política estatal de Prevención de Riesgos Laborales.
 
 
 Actualmente, el protagonismo en la enseñanza sobre prevención de riesgos sigue correspondiendo a la FP. Podemos diferenciar tres subsistemas (u ofertas) dentro de ella, como son: la FP específica (FPE), la ocupacional (FPO), y la continua (FPC), además de aquella no formal adquirida con la práctica laboral. La primera está dirigida básicamente a los jóvenes (también a los adultos) como formación inicial, la segunda a las personas desempleadas como mecanismo de inserción y reinserción laboral, y la tercera a las personas trabajadoras en activo como instrumento para actualizar competencias profesionales.
 Aunque lo importante es el conocimiento asimilado y puesto en práctica por el individuo a lo largo de su vida, podemos distinguir desde un punto de vista formal entre aquellas enseñanzas que ofertan títulos ("regladas" según algunos) y aquellas que ofertan certificados o diplomas ("no regladas" si bien algunas disponen de referencias legislativas concretas). De este modo encuadramos en las primeras a la FPE, y en las segundas a la FPO, a la FPC así como al resto de las enseñanzas que no acreditan títulos reconocidos por la Administración educativa)

  • Las enseñanzas sobre la Prevención de Riesgos en el Trabajo
  • Propuestas de la Mesa de Diálogo Social en materia de Prevención de Riesgos Laborales aprobadas por la Comisión Nacional

    El 14 de octubre de 2002, fruto de la preocupación común por la evolución de los datos de siniestralidad laboral, el Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales promovió el reinicio de la Mesa de Diálogo Social específica en materia de Prevención de Riesgos Laborales, como fórmula de participación en la solución de este problema.
 A partir de esa fecha, distintas reuniones de análisis y valoración de las propuesta realizadas por los distintos Agentes Sociales y Administraciones Públicas implicadas, dan como resultado un conjunto de propuestas que se recogen en este artículo

  • La vigilancia de la salud en usuarios de equipos de protección individual respiratoria (2 parte)

    Unos de los pilares a considerar en la prevención de riesgos laborales es el de la protección individual y dentro de éste capítulo habrán de considerarse los denominados equipos de protección individual respiratoria (EPI-R) que, en líneas generales, deberán responder a determinadas exigencias esenciales de sanidad y seguridad para preservar la salud y garantizar la seguridad de los usuarios (RD 1407/1992), y más concretamente evitando los contaminantes atmosféricos en forma de partículas, ya sean polvos, humos o aerosoles, los contaminantes en forma de vapores y aerosoles, la retención de oxígeno y el descenso de éste (RD 773/1997). Este Real Decreto sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual (EPI), hace referencia, en su artículo 7 así como en el anexo IV.4, a la utilización y mantenimiento de los EPI y a los riesgos adicionales derivados de la propia utilización del equipo.
 Parece razonable, y así se ha debatido en diversos foros europeos, la recomendación de que todos los trabajadores que utilicen determinados EPI-R sean sometidos a reconocimientos médicos, al objeto de evitar riesgos para la salud derivados del propio equipo o de la propia utilización de los mismos.

  • La vigilancia de la salud en usuarios de equipos de protección individual respiratoria

    Unos de los pilares a considerar en la prevención de riesgos laborales es el de la protección individual y dentro de éste capítulo habrán de considerarse los denominados equipos de protección individual respiratoria (EPI-R) que, en líneas generales, deberán responder a determinadas exigencias esenciales de sanidad y seguridad para preservar la salud y garantizar la seguridad de los usuarios (RD 1407/1992), y más concretamente evitando los contaminantes atmosféricos en forma de partículas, ya sean polvos, humos o aerosoles, los contaminantes en forma de vapores y aerosoles, la retención de oxígeno y el descenso de éste (RD 773/1997). Este Real Decreto sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual (EPI), hace referencia, en su artículo 7 así como en el anexo IV.4, a la utilización y mantenimiento de los EPI y a los riesgos adicionales derivados de la propia utilización del equipo.
 Parece razonable, y así se ha debatido en diversos foros europeos, la recomendación de que todos los trabajadores que utilicen determinados EPI-R sean sometidos a reconocimientos médicos, al objeto de evitar riesgos para la salud derivados del propio equipo o de la propia utilización de los mismos.

  • Influencia de la formación en la percepción de las causas de los riesgos de accidente de trabajo

    La filosofía que impregna el texto de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales queda patente en el punto 4 de la exposición de motivos de dicha ley, en la que se constituye como objetivo básico y trascendente la promoción de la mejora de la educación en todos los niveles educativos con el propósito de fomentar una auténtica cultura preventiva en la sociedad española.
 La definición de cultura que nos ha servido de punto de partida es de Jaime Llacuna: "toda cultura es un conjunto de saberes, procedimientos y actitudes producto de una interpretación subjetiva de la realidad identificada y transmitida por medio de signos". En este mismo trabajo, el autor indica que para que se considere que un valor está asumido en la cultura debe estar presente en la respuesta colectiva de la sociedad y en las respuestas personales de los individuos.
 Con estos conceptos en mente, los autores nos planteamos la posibilidad de utilizar como indicador de la cultura preventiva española una pregunta de la IV Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo en la que se pide a los trabajadores encuestados que señalen las tres causas principales de los riesgos de accidente que existen en su puesto de trabajo. Para contestar, se les muestra una lista con 17 opciones de respuesta y la más nombrada resultó ser "Por exceso de confianza o costumbre", señalada por el 51,8% de los trabajadores. La siguiente causa más señalada es "Por esfuerzos o posturas forzadas" señalada por el 19,2%. Los motivos por los que decidimos emplear la respuesta "Por exceso de confianza o costumbre" como indicador, en este caso negativo, de la cultura preventiva de los trabajadores españoles fueron los siguientes: -es la respuesta más señalada y con gran diferencia con la siguiente, por lo que se puede considerar como respuesta colectiva e individual; -tiene un marcado carácter culpabilizador y fatalista, que valoramos negativamente en términos de cultura; - dificulta la detección de las causas objetivas de los riesgos.
 Además, el hecho de utilizar este parámetro procedente de la IV Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo permitió analizar esta respuesta según la formación que habían recibido los trabajadores, con el objetivo de valorar su influencia.

Documentos destacados