• El derecho del menor a ser educado conforme a su propia conciencia en la era digital

Editorial:
Dykinson
Fecha publicación:
2021-04-07
Autores:

(Licenciado en Derecho por la UCM)
ISBN:
978-84-1377-295-0

Descripción:

La acción educativa está íntimamente relacionada con la transmisión de contenidos, competencias y valores tiendo como objetivo primordial el desarrollo del alumnado y su preparación para su integración en el entorno social que le rodea. Se trata de un hecho innato a la vida misma y se caracteriza por dos notas fundamentales, su universalidad y su temporalidad. La temporalidad de este fenómeno social emana de múltiples factores que engloban lo que conocemos como contexto educativo y que brotan de su propia historia. La escuela nace en un contexto educativo muy concreto, caracterizado por las exigencias de un nuevo tipo de sociedad: el orden social instaurado tras la primera Revolución Industrial que necesitaba de un instrumento capaz para transmitir una nueva cultura del trabajo y de los nuevos modelos de vida insaturados por aquel entonces. La necesidad de adaptarse a la vida en el ámbito industrial, a los nuevos ritmos de vida, a las nuevas formas de trabajo y a otros elementos de nuevo cuño que mediatizaron la vida de las personas a partir de ese momento como, por ejemplo, el uso generalizado del reloj, convirtieron a la escuela en el agente más eficaz para el desarrollo de la sociedad. En el devenir de los tiempos la acción educativa ha sido capaz de adaptarse a las estructuras sociales contemporáneas de cada momento histórico dado. Así, las escuelas lejos de ceñirse a ser una mera institución de transmisión de conocimientos, constituyen lugares que representan formas de conocimiento, usos lingüísticos, relaciones sociales y valores que implican selecciones y exclusiones particulares a partir de la cultura general. Como tal, los centros docentes sirven para producir y legitimar las formas particulares de vida social, de cada momento histórico dado. Un claro ejemplo de ello es el contexto educativo español contemporáneo, que se ha adaptado a las profundas transformaciones sociales que han tenido lugar en nuestro país, como consecuencia de dos factores diferenciados, pero, a su vez, convergentes en este ámbito en el que están formándose las nuevas generaciones de alumnos que conforman el presente y el futuro de las estructuras sociales contemporáneas del país: la diversidad religiosa y cultural y los vertiginosos avances que se están produciendo en relación con las tecnologías de la sociedad de la información y del conocimiento en plena Era Digital. Sobre la base de ambos presupuestos, en la presente se ha abordado los retos del derecho fundamental del menor a ser educado conforme a su propia conciencia en una sociedad cada vez más plural y tecnológicamente avanzada, como es la sociedad española contemporánea.