Capítulo II. De las personas jurídicas