Capítulo III. De la propiedad intelectual