Comentario al Artículo 1380 del Régimen económico matrimonial, sobre transmisión por testamento

Autor:Carlos Vázquez Iruzubieta
Cargo del Autor:Abogado
EXTRACTO GRATUITO

En el art. 1380 CC se da una regla, sólo una: si el legado recayere en el cuaderno particional de la mitad correspondiente al cónyuge que ha testado, se hará entrega del mismo; si por el contrario, ese bien en la distribución de los bienes recayere en la mitad correspondiente al otro cónyuge, se sustituirá el legado por su valor, actualizado al tiempo del fallecimiento.

La correcta interpretación del art. 1380 CC excluye la posibilidad de que intervenga la invalidez que establece el art. 878.1 CC , así como la proclamación de una restricción de la disponibilidad testamentaria del cónyuge sobre los bienes comunes gananciales que fija, con matizaciones, el art. 1379 CC . Con todo lo anterior, sólo se sigue lo proclamado en gran parte de la doctrina científica moderna, cuando dice que el art. 1380 CC permite que cualquiera de los cónyuges pueda disponer por testamento de un bien ganancial, pese a que, antes de la partición de la sociedad legal de gananciales, ninguno de los esposos tiene poder de disposición exclusivo sobre cualquiera de los bienes que forman su activo, ni a ninguno le pertenece, pues es obvio que la naturaleza y el régimen propios de la sociedad de gananciales conlleva que el otorgamiento del testamento, vigentes los gananciales, facilite extraordinariamente que cualquiera de los cónyuges pueda instituir legados sobre cosas que están en dicha sociedad y antes de su liquidación, como ocurre en el caso, sobre todo cuando no se ha demostrado que dicha disposición testamentaria de legado, por el montante pecuniario del objeto del mismo, fuera reducible por inoficiosa o que perjudique, en general, la legítima de los herederos.

El único motivo del recurso se formula denunciando infracción de los arts. 1380 y 1378 CC y jurisprudencia relativa a las prohibiciones de disponer. En su fundamentación se alega que a su padre y causante se le adjudicaron en la partición de la herencia de su madre premuerta cuatro sextas partes indivisas de la finca, y a sus tres hijos las otras dos partes indivisas; que la finca era ganancial, y no le fue adjudicada enteramente al padre; que la prohibición de disponer establecida por el padre no podía afectar a la totalidad de la finca; que la misma era bien ganancial y la madre no concurrió en su disposición testamentaria con prohibición de disponer alguna, como sería necesario según el art. 1378 CC ; que la interpretación de toda prohibición de disponer ha de ser restrictiva de acuerdo con el criterio de la jurisprudencia sobre ellas, y en la prohibición impuesta por el testador no hay ninguna fundamentación que la justifique; que las demandadas alegaron la prohibición al contestar a la demanda, y con anterioridad en ningún momento lo hicieron. La respuesta casacional al cúmulo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS