Introducción - El sistema normativo del salario: ley, convenio colectivo, contrato de trabajo y poder del empresario - Libros y Revistas - VLEX 389059

Introducción

Autor:Macarena Castro Conte
Páginas:19-27
RESUMEN

1 El significado del salario en la relación laboral 2 La consideración del salario y su determinación 2.1 Antecedentes históricos 2.2 Situación actual del salario

ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
1 El significado del salario en la relación laboral

La importancia del salario tanto para el contrato de trabajo como para el Derecho del Trabajo en general, hace que un estudio sobre el mismo siempre tenga interés. De esta forma, contribuimos a profundizar en un tema que consideramos no ha recibido la atención y consideración merecida a lo largo del tiempo.

Mediante el contrato de trabajo se constituye entre empresario y trabajador una relación que da lugar a una serie de obligaciones y derechos recíprocos y que conocemos como relación laboral; lo que para una de las partes constituye un derecho para la otra es una obligación 5. Las obligaciones fundamentales son las de trabajar por parte del trabajador y la obligación de retribución a cargo del empresario, donde el salario es el objeto de esta última (artículos 1 y 8 del Estatuto de los Trabajadores , en adelante ET) 6. De hecho, si no existe uno de estos elementos no podemos hablar de contrato de trabajo, pues si no hay trabajo, nos encontramos con una mera donación con causa en la liberalidad del donante y si no hay salario sólo puede haber una prestación benevolente o amistosa excluida por el propio artículo 1.3. d) del ET 7.

Desde un punto de vista jurídico, el salario no es sino la contraprestación fundamental a que viene obligado el empresario a cambio del trabajo, cuya presencia además "es imprescindible ya que explica la ajenidad en la utilidad del trabajo característica de la relación laboral" 8. El salario es un elemento básico del contrato de trabajo como se deduce, además, del artículo 45 del ET: " La suspensión (del contrato de trabajo) exonera de las obligaciones recíprocas de trabajar y remunerar el trabajo".

Puede decirse en general, y salvo excepciones contadas, que el contrato de trabajo sin salario no existe por falta de causa 9. A lo largo del tiempo han podido aparecer contratos de trabajo sin vacaciones, sin gratificaciones extraordinarias, etc., pero en todo caso, se identificaban como auténticos contratos de trabajo debido a la existencia de intercambio entre trabajo y salario.

Más concretamente y señalado el carácter fundamental del salario en la relación laboral, resulta evidente que la determinación del salario constituye una operación esencial para que desde la perspectiva del trabajador se cumpla el principal objeto del contrato, que es el abono por parte del empresario de la remuneración legalmente establecida 10. En general, por determinación del salario entendemos el modelo normativo de regulación del salario que se configura "mediante la específica combinación del sistema de fuentes, y la orientación político-jurídico del momento" 11.

Actualmente, en dicha determinación van a influir las reglas del Estado Social de Derecho por las que el trabajador debe recibir un salario que le permita vivir dignamente. En este sentido, la obligación salarial no puede tratarse exclusivamente desde la perspectiva jurídica, ya que resultaría incompleta sin la indispensable referencia a su dimensión social 12.

Page 21

En consecuencia, tal obligación no se limita a la equivalencia económica del trabajo, ni tampoco depende únicamente de la efectiva ejecución de la prestación laboral, sino que se amplía a cantidades que sobrepasan la correspondencia con el trabajo prestado y se percibe en supuestos en los que no se produce la efectiva realización del trabajo.

Sin embargo, esta situación no siempre ha sido así en las relaciones jurídico-laborales. Efectivamente, la determinación del salario no se ha configurado de la misma forma a lo largo de la historia, y en ello ha influido la propia consideración o importancia que en cada momento se le ha otorgado a la cuestión salarial.

2 La consideración del salario y su determinación
2. 1 Antecedentes históricos

En un principio la determinación jurídica de los salarios se realizaba con atención únicamente a la cuantía del mismo. El salario era considerado en su "configuración elemental, resultado de la regulación marcada por el mercado, que podía estar concretada o no en un contrato, y como consecuencia de la exclusiva disposición temporal del trabajador al servicio del empresario" 13. En la determinación del salario no se tenían en cuenta elementos subjetivos relacionados con las características del trabajador, ni objetivos conectados con el tipo de trabajo a realizar.

Page 22

La superación de la contratación individual como único instrumento jurídico de fijación del salario se consiguió tras el reconocimiento de la importancia político-social del salario, por ser el medio fundamental de mantenimiento o subsistencia de gran parte de la población, y garantizar un mínimo de vida al trabajador independientemente del rendimiento u otros elementos 14. Esta declaración significaba dejar a un lado la consideración del salario como simple instrumento de pago que recibe el trabajador por la realización de su trabajo propio de la ideología liberal, para convertirse en una institución con la consideración y protección debida.

Esta nueva significación del salario coincide con la aparición de las "dos fuerzas sociales que a partir de entonces, constituirán la base de determinación del salario: 1) el Estado, que ejercerá su potestad ordenadora a través de la ley o reglamentos, y 2) las asociaciones profesionales, que lo harán por medio de los acuerdos o convenios colectivos. De esta forma, aparece el esquema tradicional de las fuentes del ordenamiento jurídico laboral, formado por la ley, los acuerdos o convenios colectivos y el contrato de trabajo" 15.

En materia salarial se han distinguido dos grandes sistemas de determinación de condiciones salariales; el heterónimo constituido por la legislación estatal y el autónomo formado, por la convención colectiva e individual. Estos sistemas no han actuado en exclusiva sino que han coincidido destacando unas veces la negociación y otras la intervención del Estado 16. El reparto de competencias entre ellos ha sido determinado por "la orientación político-jurídica de los protagonistas y sujetos institucionales de las relaciones laborales, es decir, el Estado, el empresario y sus organizaciones, y el trabajador y sus organizaciones" 17. Por ello, la articulación entre las fuentes ha sido diversa en las distintas etapas históricas por ser muy sensibles a las variables políticas propias de cada momento reflejadas en nuestro sistema normativo.

Page 23

De esta forma, la determinación del salario ya no se va a resolver a través de una sencilla suma de sus elementos establecidos o no en el contrato de trabajo, sino a través de una "más complicada integración y articulación normativa como consecuencia de la pluralidad de normas reguladoras" 18. En dicha determinación se parte de la siguiente premisa: la Ley no se constituye como instrumento jurídico utilizable para la fijación de salarios, aunque la acción administrativa ha sido la que en principio fijó, si bien de modo incidental, salarios mínimos con carácter profesional 19 para luego pasar a fijar mínimos de carácter interprofesional por la función social...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS